Ventajas de realizar una consultoría financiera

Las ventajas de realizar una consultoría financiera son varias, sobre todo si en la empresa se produjo un estancamiento y no crece como debería. Muchas veces las empresas atraviesan por períodos en que se requiere asesoramiento externo. Por ejemplo en un momento de crisis, donde hacen falta soluciones rápidas. O en el caso contrario, cuando un crecimiento inesperado, la empresa pierde la estabilidad y hace falta asesorarse para ordenar el crecimiento.

Otras veces puede haber ineficiencia en los procesos de la empresa y los costos de producción, logística u operacionales son desmesurados y provocan que la empresa pierda ventas ante la competencia.

¿Cuáles son las ventajas?

Las ventajas de contratar una consultoría son varias:

Incrementa la rentabilidad:

Es uno de los puntos por los cuales las empresas contratan a un asesor financiero. Por medio de un profundo análisis de los gastos operativos y de los últimos resultados financieros, se hace una reestructuración para disminuir los gastos y aumentar el rendimiento.

Permite tener el asesoramiento de gente capacitada en las necesidades de la empresa:

La parte administrativa de la empresa comprende muchas áreas, gestión de sueldos y salarios, pago de impuestos, defensas jurídicas, altas y bajas en el personal, facturación, proveedores, clientes, logística, entre otras.

Estas tareas son de una complejidad que es muy difícil que una sola persona pueda controlarlas, por lo que una asesoría financiera puede ayudar. Las consultoras cobran por el conjunto de servicios que brindan y es más económico que tener un gerente para cada departamento o sección administrativa.

El consultor externo es independiente:

Estos expertos pueden elaborar informes reales, ya que son ajenos a la empresa y entregan la información real sin condicionamientos.

Permite la corrección de defectos internos:

Muchas veces los procesos internos de una empresa no son los correctos. El consultor, a través de la reingeniería de procesos, realiza cambios profundos en los procesos de la empresa, a través del rediseño de todos estos, en lugar de realizar pequeños cambios más lentos.

Recibir asesoramiento actualizado sobre la actualidad empresarial:

La especialización administrativa y los conocimientos de normas, actualidad empresarial, experiencia en los mercados, y en materia de deducciones, subvenciones y otras tareas, hacen que la consultoría sea lo más recomendable.

Proveen las herramientas adecuadas

Debido a sus especializaciones, los asesores pueden proporcionar las herramientas más adecuadas para la gestión empresarial. Tienen el conocimiento como para disponer en la empresa el software empresarial más adecuado para ella, que le permitirá ahorrar en sistemas.

Encuentran nuevas formas de financiación, y nuevos canales de ventas:

Las consultoras financieras tienen lazos y relaciones dentro del mercado, que les permite conseguir para la empresa otros canales de financiación. Como así también conseguir canales de distribución diferentes a los habituales, como así nuevos clientes y proveedores.

Brinda una correcta evaluación del estado financiero:

Antes de seguir con las actividades de la empresa, la consultoría da a conocer en forma exhaustiva en qué estado financiero se encuentra. Se evalúan además los actuales ingresos, que impactos tienen en la empresa la parte impositiva, las inversiones, pólizas de seguros y otros. De esta forma se conoce la situación real y actualizada de la empresa, para que el consultor sepa qué rumbo tomar. 

Amplía la visión de empresa:

La consultoría permite tener otra visión de la empresa, pues se aprende a ver desde otras perspectivas cómo funcionan los negocios cuando son manejados por expertos.

 

Facilita fijar metas:

Los asesores establecen desde el principio metas medibles y alcanzables, de acuerdo al estudio del estado actual de la empresa. Muchas veces, las pequeñas empresas o las pymes, no se fijan metas reales desde el principio, y tienen perjuicios económicos por causa de ello.

Ordena la parte legal:

Las consultoras están siempre actualizadas en cuanto a los temas impositivos y legales. De esta forma se evitarán sanciones administrativas o acogerse a las diversas moratorias de impuestos que puedan estar impagos.

Algunas de estas consultoras financieras son especialistas en varias ramas como lo contable y legal, además de los temas empresariales y financieros. Tienen además distintas especialidades, como grandes empresas, pymes, startups, o emprendedores.  

Comparte a través de tus redes:

Continua leyendo

Los Fondos Mutuos, los mejores aliados para las empr...
El Fondo Eco Forestal de CADIEM: Una inversión más a...
Fondo Mutuo Para Todos: una herramienta ideal para c...

¿Encontraste la información que buscabas?