¿Cuáles son las fuentes de financiamiento a largo plazo?

Las fuentes de financiación de largo plazo son aquellas cuyas obligaciones de pago superan el período de uno a cinco años. Citaremos algunos instrumentos que se pueden usar para captar recursos a plazos largos.

Títulos de deuda o bonos

Una de las formas de conseguir financiamiento a largo plazo es la emisión de títulos de deuda o bonosSon como pagarés que la empresa emite para que los inversores adquieran y así obtener fondos del mercado financiero. La empresa emisora de  los títulos adquiere el compromiso de pagar una tasa de interés pactada en la emisión de dichos títulos.

También en la emisión se determina la fecha de vencimiento de dichos bonos. La ventaja de emitir títulos de deuda para la empresa es que éstos no confieren participación en el capital ni en las ganancias de la organización. Otras de las ventajas de los títulos de deuda pueden ser


Tienen bajo costo por lo que son fáciles de emitir y mejoran la liquidez de la empres

 Se pueden emitir por medio de los operadores de bolsa y llegar a mucho público inversor.

Como desventaja, para emitir hay que cotizar en Bolsa y esto requiere presentación de información en forma permanente y con un formato especial a las autoridades de control.

Acciones

Las acciones representan una forma de participación en el patrimonio de la empresa por parte de los inversores. Son una de las alternativas de mejor viabilidad para el financiamiento a largo plazo.

Las empresas pueden emitir acciones preferidas u ordinarias. Las acciones preferidas son un término medio entre los títulos de deuda y las acciones comunes. Constituyen una parte del capital de la empresa y los tomadores tienen el derecho a los dividendos de la empresa.

Los accionistas preferidos reciben un dividendo anual preferente (cobran antes que los ordinarios), en cambio los accionistas ordinarios son los que tienen votos para elegir a los directores de la sociedad, pero en caso de concurso de acreedores, son las últimos en cobrar la liquidación.

Ventajas provenientes de la emisión de acciones

Las ventajas que tiene la emisión de acciones son:

  1. La empresa se capitaliza rápidamente, permitiendo crecer más sanamente.
  2. Se trata de un capital que no requiere obligación de devolver.

Las desventajas que tiene la emisión de acciones pueden ser que se deben rendir cuenta de lo realizado a los socios y que el costo de la emisión puede ser más caro que emitir bonos.

Leasing o arrendamiento financiero

Es un contrato entre la empresa y un propietario del bien arrendado, que se establece mediante un alquiler a largo plazo mediante cuotas mensuales. Estas mensualidades forman parte de los gastos deducibles de impuestos de la empresa.

Generalmente, la parte propietaria del bien arrendado se hace cargo de los impuestos de la propiedad y de su mantenimiento. Aunque los contratos contienen estipulaciones que ambas partes convienen antes del arrendamiento.

El arrendamiento financiero tiene la ventaja de que ante la obsolescencia del bien, la empresa no se perjudica pues el bien no pertenece a ella. Los arrendamientos tienen un contrato estipulado por un tiempo determinado.

Por esta razón  no se pueden cancelar antes del tiempo estipulado en el contrato, teniendo la empresa que hacerse cargo del total del contrato en caso de cancelación anticipada.

Una de las desventajas más notables del arrendamiento financiero es que a la empresa le resulta más oneroso que la compra del bien en el largo plazo.

Préstamo Hipotecario

En este caso, una propiedad de la empresa queda condicionada como garantía de un préstamo. De esta forma el prestamista utiliza tal propiedad para garantizar que la empresa devuelva el capital a largo plazo, previamente pactado. Si la empresa no paga la deuda contraída, la propiedad pasará a manos del prestamista.

Este tipo de financiamiento a largo plazo genera intereses que la empresa deberá pagar, lo que hace que se sumen esos intereses al monto que deberá devolver en el largo plazo.

Para el prestamista es una forma de generar intereses y en último caso hacerse de un activo, mientras que para la empresa es recibir un capital a largo plazo que se debe devolver con las ganancias y poder cancelar en el tiempo estipulado para recuperar el inmueble.

Elegir la fuente de financiamiento apropiada para cada caso es lo que asegura el buen resultado de la operación. 

Comparte a través de tus redes:

Continua leyendo

Los Fondos Mutuos, los mejores aliados para las empr...
El Fondo Eco Forestal de CADIEM: Una inversión más a...
Fondo Mutuo Para Todos: una herramienta ideal para c...

¿Encontraste la información que buscabas?